sábado, 22 de octubre de 2011

Justin Bieber y Selena Gomez alquilaron un multicine para ver una peli de robots boxeadores



Por tierras canadienses tenemos estos días a la pareja de adolescentes más famosa del mundo. Con su My World Tour ya acabado, Justin Bieber ha vuelto a su Canadá natal, por lo de home sweet home, y con más motivo si su novia Selena Gomez está de conciertos por allí.
La noche de este viernes fue cuando We Own Night Tour hizo su parada en Winnipeg donde la pareja lleva unos días. Claro, hay cosas que hacer para entretenerse y como Justin nos ha salido cinéfilo, o algo así, el jueves decidieron ir al cine. Claro, pero no como lo solemos hacer los simples mortales, ir a la taquilla, comprar dos entradas, bol gigante de palomitas, pelearte con los de alrededor por hacer ruido al masticar…
Como ya hicieron hace unas semanas en el Staples Center de L.A., casa del equipo de Paul Gasol y Kobe Bryan de Los Angeles Lakers, Justin Bieber quiso estar tranquilo y…alquiló todo un reciento. Si en aquella ocasión fue un estadio de miles de personas para ver Titanic, ¿llorarían con DiCaprio sujeto a la maderica?, esta vez lo hicieron en un sitio más recogito, no tan ostentoso, unos multicines…
Sí, el jueves por la noche los winnipenguenses, winnipegos o sea cual sea su gentilicio, no pudieron ir al cine o al menos los que se acercaron al SilverCity Polo Park Cinemas ya que estaba alquilado. Lo que más gracia me hace es que, al menos en los multicines de aquí suelen haber sitios para guarrear algo, estomacalmente hablando, se pidieron una pizza0 pero de fuera. Yo me imagino a ese pizzero llegando a los cines con una pizza, aquello vacio y dándole la pizza a los seguratas de turno.
¿Qué peli motivó tal derroche de recursos? Pues Acero Puro, Real Steel en inglés, la nueva peli de Hugh Jackman. Atención al argumento de lo que parece será uno de los taquillazos estas navidades. A partir del 2 de diciembre, cuando llega a España, podremos ver en nuestra cartelera una historia de ciencia ficción basada en…robots boxeadores. Wow, qué prometedor.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada