viernes, 28 de octubre de 2011

La última película de Eva Longoria, censurada en España



Mira que nos creíamos que estábamos en un país moderno. Que las cosas esas de la censura habían pasado a mejor vida, y que todo eso de la libertad, el buen rollo y las mentes abiertas eran cosa sabida y que otras ya no tenían lugar en nuestra sociedad. Pues no. Hace unos años, censuraron una película de la saga Saw, luego llevaron a juicio al director del festival de Sitges por pasar una película y ahora, esla última película de Eva Longoria la que sufre el temido efecto de la tijera.
Ha sido la película Without Men, en la que nos cuentan como un pequeño pueblo de un país indeterminado de América del Sur se queda sin hombres y son las mujeres las que han de llevar el peso de todo. Y para repoblar, primero cuentan con el sacerdote local, que se presta contra su voluntad al tema, y luego, con Christian Slater, que llega al pueblo a hacer un reportaje.
Pero lo que ha sido eliminado de la cinta son varias escenas que tenían a Eva y a Kate del Castillo, la protagonista de La Reina del Sur, manteniendo relaciones lésbicas. Lo curioso es que no ha sido censurada en Estados Unidos, sino que el que ha esgrimido las tijeras ha sido el distribuidor español. Yo no acabo de entender estas tonterías, y menos, en pleno siglo XIX.
El que ha protestado y se ha indignado ha sido el director del Festival de Cine Gay y Lésbico de Barcelona, Xavier Daniel, quien ha puesto el grito en el cielo ante semejante majadería. Supongo que, como me pasa a mí, le parecerá extraño, raro, increíble y completamente fuera de lugar una actitud de ese calibre en los años en que estamos. ¿Vuelve la corrección política y el pensamiento reglado?
Estamos muy enfadados con el hecho de que un distribuidor puede modificar una película. El público podría no entender la película porque todas las escenas lésbicas han sido eliminadas. Es increíble que esto ocurra en pleno 2011. - Xavier Daniel (Traducción Libre)
Y con esas, nos quedamos. Y mientras ocurre esto con su película, Eva tuvo que pasar, como todos los incautos que se deciden a volar a Estados Unidos desde otro país, por el scanner ese que tienen los aeropuertos americanos y que desnudan vía rayos X a los usuarios. Algún empleado del control se recreará con esas imágenes, por las que más de un medio pagaría un dineral.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada