viernes, 21 de octubre de 2011

Mujeres y Hombres y Viceversa: Mamen llega al trono, tras su temporada como pretendiente


Parece que ya se han olvidado todos de Aby en Mujeres y Hombres y Viceversa, y ya hay una nueva tronista ocupando su lugar. No ha sido una entrada directa, de esas que nos enseña enseguida quien es la próxima protagonista. Primero, llegó una escultural morena, que se sentó en el trono. Pero no era ella la tronista. Luego apareció otra chica, más normalita. Tampoco era la tronista, sino una vecina. Finalmente, una señora llegó y se sentó en el trono. Tampoco era ella. Se trataba de su hija. Una vieja conocida del programa y que ya había estado allí como pretendiente y para opinar.
Se trata de Mamen, una chica de 19 años que había vuelto locos a algunos chicos. Y no a todos en el buen sentido de la palabra. Desde las gradas del público, Vicente expuso su opinión. No fue una buena pretendienta, y él, personalmente, no la soportaba. En su defensa apareció David. Para él, sí que había sido una buena pretendiente y que le alegraba verla en el trono.
Las palabras volaron entre los dos chicos, y David llegó a llamar a Vicente “cansaalmas” y Emma se puso en medio para calmar ánimos y tras hacerles callar, le presentó a la nueva tronista a sus pretendientes,que pasaron por un completo interrogatorio por parte de la chica.
Ellos contestaron a sus preguntas, y buscaron las cuestiones que les parecían importantes para optar a quedar con ella en una cita. Primera norma: solo chicos mayores que ella. Sobre los 22-23 años. Así que uno de ellos se levantó para irse. Tenía, como ella, 19 años, así que no consideró que debía quedarse, aunque al final se sentó. Ella le daría una oportunidad.
Otro de ellos fue descartado porque no era del tipo de la tronista. A ella le gustan fuertes, macarrillas ymuy al estilo de Ferchu, el tronista al que pretendió. Precisamente, fue también otro de los personajes que le dieron entrada, encapuchado y oculto, hasta que se identificó. No habló más que maravillas sobre su ex-pretendiente y la apoyó para que ocupara el trono.
También la apoyaron su familia, a la que nos presentó a todos y, claro, todos hablaron estupendamente de ella. Y claro, no ha habido nunca mejor tronista que ella. Eso dicen sus padres y su hermana, por supuesto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada