domingo, 16 de octubre de 2011

Noticias Moratalla - Los trabajos de regeneración forestal en la Sierra de Moratalla favorecen la recuperación y diversidad de especies vegetales y faunísticas


Los tratamientos realizados en la zona han permitido fortalecer la biodiversidad y la superficie forestal, en la que se ha triplicado el número de especies

Los proyectos de regeneración forestal desarrollados por la Consejería de Presidencia en la Sierra de Moratalla, espacio natural que resultó afectado por un incendio de gran magnitud en 1994, han favorecido la recuperación, diversidad y abundancia de especies, así como la colonización de la fauna.
El consejero de Presidencia, Manuel Campos, resaltó el "positivo impacto de la gestión forestal en esta zona, que se ha centrado desde hace varios años en aumentar la biodiversidad, incrementar la superficie forestal, mejorar las condiciones de vida de la fauna y potenciar la protección frente a los incendios".
Las actuaciones y tratamientos selvícolas realizados por la Dirección General de Medio Ambiente en las áreas afectadas por el fuego han consistido en clareos y regeneración de la vegetación, en los que se ha respetado el período de cría de especies que pudieran ser susceptibles a las molestias ocasionadas por estos trabajos.
Estos trabajos han permitido fortalecer la biodiversidad en la extensión incendiada, en la que se ha triplicado el número de especies entre los espacios no tratados y aquellos que recibieron tratamientos selvícolas un año antes. Estos últimos tienen la particularidad de que están constituidos principalmente por alfombras de pino carrasco, cuya densidad imposibilita el acceso de los técnicos a la zona, y en ellos es menor la abundancia y diversidad de aves.
Así lo determina un estudio elaborado por la Consejería de Presidencia, que analiza e identifica las especies ornitológicas que han colonizado las áreas afectadas por el incendio, el estado de desarrollo y madurez de estas poblaciones, al tiempo que compara la diversidad y densidad de especies en zonas que han recibido un tratamiento post-incendio y en las que no se ha trabajado.
La diferencia de densidad faunística en promedio, entre las zonas no trabajadas y las áreas tratadas en el año 2009, es cuatro veces mayor. Con el paso de los años, se mantiene una elevada abundancia y diversidad de especies, que, en los casos menos favorables, constituyen casi el doble que en zonas no tratadas.
La recuperación de la masa forestal es mayor en las áreas con disponibilidad hídrica y acumulación de flujos, tales como barrancos, arroyos y ramblas, que a su vez tienen una mayor biodiversidad ornitológica.
Estos espacios junto a las islas de pinos, que no ardieron en el gran incendio forestal, constituyen un refugio especial para la fauna, sobre todo si alrededor apenas existe cobertura vegetal, y además, son zonas potenciales de nidificación de ciertas especies de aves rapaces forestales.
En las áreas donde se han realizado los tratamientos selvícolas se ha registrado la presencia de 45 especies de aves. La mayoría están asociadas a espacios abiertos y matorral bajo, como la perdiz roja, la cogujada común y montesina, sílvidos y fringílidos, mientras que en las islas de pinos aislados aparecen ejemplares propios de bosques, como el petirrojo, la paloma torcaz y los páridos. Por el contrario, en barrancos y arroyos, confluyen todas estas especies, lo que evidencia la importancia de su conservación.
Los tratamientos selvícolas, asimismo, han aumentado la densidad de especies como conejos, perdices y presas de ejemplares posicionados en una escala trófica superior. Por ejemplo, la Sierra del Cerezo fue colonizada en 2010 por una pareja de águilas reales.
Importante enclave forestal
Moratalla posee una sierra de media-alta montaña, abrupta y escarpada, de fuertes pendientes, en las que domina el pinar de carrasco como especie arbórea, con manchas de matorral arbustivo, espartizales y cultivos de secano.
La Sierra de Moratalla es un importante enclave desde el punto de vista forestal y de protección de la fauna, declarado como Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA), reducto de los espacios forestales que primitivamente ocuparon la zona.
Los trabajos de regeneración forestal en la Sierra de Moratalla favorecen la recuperación y diversidad de especies vegetales y faunísticas, Foto 1
Los trabajos de regeneración forestal en la Sierra de Moratalla favorecen la recuperación y diversidad de especies vegetales y faunísticas, Foto 2

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada