sábado, 1 de octubre de 2011

Rebajan indemnización al obrero despedido tras insultar a sus jefes y faltar a trabajo


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región ha rebajado de 5.390 euros a 4.600 euros la cantidad que deberá percibir un obrero despedido tras insultar a sus jefes y faltar al trabajo en las instalaciones de una empresa ubicada en Mazarrón.
La sentencia indica que el juzgado de lo social número 1 de Murcia declaró como hechos probados que el empleado prestaba sus servicios en la empresa A.A.P., dedicada a actividades agrícolas, y que en mayo de 2010 fue despedido "por ausencias injustificadas al trabajo" y por proferir frases insultantes, según la empresa.
No obstante, el juzgado señaló también en su sentencia que "no consta que el trabajador profiriera insultos contra el empresario".
La resolución judicial condenó a la empresa a readmitir al demandante o pagarle una indemnización de 5.390 euros, resolución que fue recurrida ante el TSJ por aquella.
El TSJ ha dado en parte la razón a A.A.P. y ha rebajado a 4.600 euros la cantidad que debe pagar, al considerar que el juzgado que entendió primeramente del asunto no aplicó de forma correcta el número exacto de horas de trabajo diarias, en función del cual se determinó la cuantía de la indemnización.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada