jueves, 24 de noviembre de 2011

Ashley Greene en Esquire cuenta su infancia de niña-niño



Quién nos iba a decir a nostros que Ashley Greene, más conocida como Ashlet-divina-Greene, iba a contar cosas como estas en una revista, vamos, siendo ella como es, tan femenina, mona, dulce y sexy, la mujer más mujer. Pues sí, lo ha hecho ha dicho cosas de su infancia muy curiosas.
Siempre quise ser como mi hermano, porque él era un año y medio más grande que yo, por eso me metí a artes marciales. Nunca pude ganarle a Taekwondo, pero sí era bastante buena, a las niñas siempre les ganaba - Ashley Greene (traducción libre)
Por lo visto, según dice a Esquire, ella era muy burra y muy cabezona, se rompió más de un hueso y era mucho más parecida a un niño que a una niña. Hasta cuenta la historia de cómo hizo sangrar al más malote de los chicos en Taekwondo. Increíble. No me esperaba yo esto de Ashley, madre mía.
No me digáis que no esperábais más una declaración de cómo le gustaba ponerse vestidos de su madre y cosas así. Yo por lo menos sí, eso me imaginaba. Pero no hay que preocuparse, que en las fotos ya se ocupa de sacar su parte más femenina, más sexy, de ser la loba que quiere ser rompiéndose casi de sexy (o intentádolo, vale). Ains Ashley, qué simple eres.

Ashley Greene en Esquire




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada