martes, 1 de noviembre de 2011

Britney Spears le hace un striptease a Joe Jonas en su último concierto


Como ya vimos en aquel lucimiento de lorzas, Britney Spears está estos días por tierras británicas. El motivo son los siguientes conciertos de su Femme Fatale Tour cuya noche de ayer vivió uno de los grandes momentazos de la gira. Brit quiso regarle al público londinense del Wembley Arena una colaboración muy especial con Joe Jonas, quien la acompaña en la gira como telonero.

El mediano de los Jonas Brothers supongo yo que algo se olía cuando en cierto momento del concierto Britney y sus bailarines le pidieron que se subiese la escenario. Claro, lo de la silla con una barra de striptease, pole dance, quizá le dio una pista. En realidad, lo tendría más que claro cuando comenzó a sonar Lace And Leather, canción con la que cada noche invitar a un fan a subirse al escenario.
Aún así, como veréis en los vídeos, Joe Jonas se quedó flipando, no sé si para bien, o para mal, tema lorzas y tal, cuando los bailarines comenzaron a moverse alrededor suyo y Britney también. Como si de una striper se tratase, striper un tanto diesel, Britney Spears se le plantó delante bailando sexy, moviendo su…figura, y poniéndole el culo en la cara.
Lo de quitarse algo de ropa Britney se lo ahorró, aunque en compensación regaló una de aquellas anécdotas que pasarán de abuelos a nietos. Jonas siempre podrá contar que una noche, en una fría e inóspita noche londinense, su cabeza estuvo entre los muslotes de Britney Spears. Sí chicos, con la ayuda de un bailarín se le subió de un brinco a los hombros y como resultado tenemos la foto que acompaña al post. Buenísima.
Al menos como noticia no es del todo mala, en comparación a todo lo que le está cayendo en su periplo británico. Las crónicas de sus conciertos la dejan por los suelos, algo que por otra parte no me sorprende. Independientemente de lo que piensen sus fans, parece que el derroche de luces, atrezzo, sonidos, músicos y calidad de los bailarines no compensa para nada los playbacks, lo pobre de la coreografías que ejecuta ella o lo cansino del auto-tune.
Siempre podemos decir que a medida que avance la gira irá mejorando, pero no, ya que esto es en lo que se ha convertido actualmente Britney Spears, para muchos más que suficiente, pero para alguien que ha vendido más de 70 millones de discos en todo el mundo, se la catalogó como la princesa del pop, verla con lorzas, sin bailar y sin cantar, es tristón. En fin, siempre nos quedará la cara de Joe Jonas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada