martes, 1 de noviembre de 2011

Carla Bruni y Nicolás Sarkozy, de paseo con su hija por Versalles



Ha sido una de las niñas más esperadas de Europa, porque su papá es uno de las personas más poderosas del continente,Nicolás Sarkozy, y su mamá, una de las más guapas, Carla Bruni. Primero iba a llamarse Dalia, pero al final, la primera pareja de Fráncia decidió que Guiulia era un nombre más adecuado para su primera hija en común.
Hace doce días que llegó al mundo, y todos querían una foto suya, pero no había sido posible. Hoy, tampoco es la tengamos, pero al menos, podemos ver a la feliz pareja paseando por el parque La Lanterne, en Versalles, con la pequeña Giulia en brazos. Bien abrigadita, porque aunque no ha llegado el otoño en serio, en París ya refresca bastante más que aquí.
La ex-modelo ha querido agradecer todas las muestras de cariño que ha recibido de parte de todo el mundo. La verdad es que siendo la reina de las pasarelas, mucha gente le habría hecho llegar la enhorabuena, pero siendo la Primera Dama francesa, eso se ha multiplicado por cien, y ella está muy satisfecha y contenta con los mensajes recibidos.
Estoy muy conmovida por los numerosos mensajes de felicitación que he recibido desde el nacimiento de nuestra hija Giulia. En esta feliz ocasión, mi marido se une a mí para expresar nuestro más sincero agradecimiento a todos aquellos de ustedes que nos han enviado estas muestras de bondad. - Carla Bruni (Traducción Libre)
Ahora, la feliz mamá ya podrá volver a su vida normal, con su otro hijo y sus pequeños vicios, esos que el embarazo no le ha dejado disfrutar, como el hecho de fumarse un cigarrito de vez en cuando y tomarse una buena copa de vino francés, que se ve que lo echaba bastante de menos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada