domingo, 13 de noviembre de 2011

El Príncipe Guillermo y Kate Middleton, separados durante seis semanas



Ah, las obligaciones del cargo, que terribles pueden llegar a ser. Que se lo digan al Príncipe Guillermo de Inglaterra, que tendrá poner distancia con su mujer, Kate Middleton, durante seis semanas. Su destino, en lugar de los cálidos brazos de la joven princesa, será una dura base militar de las Islas Malvinas,donde ha sido destinado para avanzar en su entrenamiento militar.
Es lo que tiene ser, además de Príncipe de las Islas Británicas, Teniente de la RAF. Todos los pilotos han de pasar por ese trámite, el de entrenarse para ser piloto de Búsqueda y Rescate y junto a tres compañeros partirá en breve hacia la isla argentina. Una dura decisión para la que, de todas maneras, él está entrenado y no lo supondrá mucho trabajo.
Pero, ¿y ella? Él lleva desde pequeñito recibiendo la seria y rígida educación de los Windsor, pero ella es una chica más normalita, como lo fue su suegra. ¿Llevará bien la separación? Conociendo como las gastan en esa familia, seguro que le ponen mucho trabajo para hacer. Que si unas visitas a no sé donde, que si un par de inauguraciones… Todo para que la Princesa no se aburra y no le de tiempo de añorar a su marido.
Ni siendo de la realeza se salva de pasar por el trámite, y tiene que cumplir, aunque eso signifique que tiene que estar tanto tiempo separado de su mujer, cuando no hará ni un año que se casaron. La fecha que se baraja para irse a hacer las américas es el mes de febrero, así que todavía tienen unos meses para ir despidiéndose, y a lo mejor, hasta de darle a la Princesa algún motivo para que le recuerde, si me entiendes.
Que estos chicos de la realeza están acostumbrados a tener descendencia pronto, y casi un año después de la boda, sería un buen momento para hacer ese anuncio. De todas maneras, no es el primer miembro de la nueva generación de Príncipes que se van al continente americano para practicar con los helicópteros, así que no tendrían que sorprenderse tanto.
El Príncipe Harry ya hace varias semanas que está en Estados Unidos, practicando con los helicópteros de combate Apache, y ahora está poniendo nerviosos a los padres de las jóvenes doncellas del pueblo de Arizona donde está destinado. Que estos chicos son muy apañados y saben desenvolverse en el mundo real, también. Y de todas maneras, Guillermo tiene algo con lo que pensar en su mujer. Una de las muñecas que han fabricado con la efigie de la Princesa puede ayudarle a sentirla más cerca.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada