domingo, 6 de noviembre de 2011

Jon Olsson y su Lamborghini Gallardo LP560-4 listos para el invierno



Definitivamente, ser rico y famoso da para mucho, hasta para diseñarse coches a medida como ha hecho el esquiador sueco Jon Olsson. El afamado deportista extremo escandinavo, además de por su disciplina, también es conocido por su atracción por coches deportivos y lujososKoenigsegg AgeraNissan GT-R son sólo dos coches que han pasado por las manos de Olsson. Su nuevo juguete iba a ser el Aventador, pero se lo entregaban después del invierno, muy tarde para preparar la temporada.
Ante este retraso, Olsson optó por hacerse con un Lamborghini Gallardo LP560-4 al que le ha hecho varias modificaciones, con la intención de que sea un bólido funcional en su día a día como deportista. Ha pedido a DMC un nuevo frontal, con un paragolpes que recibe retoques propios de la GT3,Autostripe se ha hecho cargo del camuflaje en toda la carrocería mientras que Östra gummi lo ha montado sobre unas llantas de invierno, sólo faltaba por algún artilugio para transportar su material deportivo.
Para esto ha llamado a unos amigos entendidos en el tema y ha logrado instalar una caja sobre el techo del Gallardo, la cual ha sido ‘homologada’ ‘aprobada’ para transportar material hasta una velocidad máxima de 255 km/h, a esta solución, Olsson le ha puesto el nombre de Ski Transporter. Para probar el comportamiento de todos los accesorios se desplazó desde Modena hasta Mónaco, y afirma que este Lambo está listo para hacer unos 50.000 kilómetros durante este invierno.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada