lunes, 7 de noviembre de 2011

Kate Moss se pasa con el vino y llega fatal en la fiesta de Dazed & Confused



pensábamos que Kate Moss había sentado cabeza… Nada, que nos equivocábamos. Ni casarse, ni formar una familia unida y feliz ha hecho que la modelo deje en el pasado sus noches de locuras y desenfreno. ¿O quizás este exceso con el vino que cometió el pasado día en Londres fue sólo una excepción en su nueva vida?
Así la pillaron los paparazzi saliendo del hotel St. John y dirigiéndose al hotel W a celebrar la fiesta de aniversario de Dazed & Confused. Y aunque seguramente en el catering estaban incluidas las bebidas, la supermodelo quiso llevarse su propio vino de la cena de donde venía. ¿Por qué? Ni idea. Quizás sumediano estado de embriaguez justifica su acto.
Tenían que ir agarrándola para que no se cayera. Kate ni podía abrir los ojos y cuando lo hacía mantenía la mirada totalmente perdida. Acabó con los dedos pringosos, suponemos que mojados por el vino… Hasta se puso a hablar con un vagabundo, y según dicen hasta le pidió un cigarrillo. Vamos, todo un gran ejemplo para su hija pequeña.
Kate intentaba andar medianamente recto, pero era imposible. Lo que sí que tenía bien cogido era su bolso, para que no se le cayera ni se le manchase, que era muy mono e iba a juego con su vestido negro de lentejuelas.
No es la primera vez (ni mucho menos) que vemos a Kate en este estado. Eso sí, esta vez está un poco menos tocada que en las anteriores ocasiones. Pensábamos que había sentado la cabeza, pero nada. A la modelo le gusta de vez en cuando recordar sus viejos tiempos, cuando todavía era una jovencilla loca y rebelde… aunque habría que hacerle ver que esto a estas alturas ya resulta más que patético, ¿no creéis?
Kate Moss se pasa con el vino y acaba fatal en la fiesta de Dazed & Confused





Fotografía | www.hollywoodrag.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada