miércoles, 23 de noviembre de 2011

Los músculos de Kiko Matamoros son portada de Sálvame



Kiko Matamoros no será muy querido por muchos. Su carácter fuerte le habrá creado más que un enemigo. Seguramente a muchos no les gusta el Kiko calvo de sálvame. Pero hemos de reconocerlo… ¡esos músculos que tiene están de miedo! Si bajo los polos que se pone en plató no le habíais visto la tableta de chocolate que escondía, aquí os la trae la revista Sálvame para que os de un subidón de azúcar con ella.
“Yo soy un tío que se cuida” asegura Kiko. Y eso es algo que se nota. “Me tenéis que reconocer que tengo mérito. 54 castañas y merendando aquí todas las tardes” dijo cuando en su programa enseñaron una foto de él en bañador. Y ahora, con la portada en mano, no podemos poner en duda sus palabras. Está macizo.
Kiko posó para Sálvame enseñando músculos y tatuajes, con un cuerpo oscuro, moreno, sudado, yuna rueda de coche sobre sus hombros, al más puro estilo calendario de guaperas del barrio. Mira desafiante, con seguridad, porque sabe que tiene un cuerpazo y porque además tiene que salir guapete, que es la portada y no todos los días se es chico Sálvame.
Eso que a pesar de tener esa musculatura, él no se priva de ningún capricho. Y no será que tiene ese cuerpo por los genes, porque su hermano Coto (impresionantemente hermano gemelo) está más bien chupadito (también que la dejadez de Coto viene por otros excesos…).
Él se ríe en el plató cuando Jorge Javier Vazquez sale con una portada XXL para enseñar lo bien dotado que está su colaborador. No tengo ninguna duda de que se llevó ese cartón enorme a su casa para dormir junto a él. Miradle la sonrisa a todos. ¿Será el próximo en posar Kiko Hernández? No, ¡mejor Lidia Lozano! Que nos quedamos con las ganas cuando rechazó la oferta de Tómbola.
Fotografía | www.telecinco.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada