lunes, 28 de noviembre de 2011

Mazda desarrolla un nuevo sistema de frenada regenerativa



Mazda ha desarrollado el primer sistema de frenada regenerativa del mundo para turismos que emplea un condensador acumulador. Este revolucionario sistema, bautizado como “i-ELOOP”, se incorporará a los vehículos de Mazda a partir de 2012. En condiciones de conducción reales, con frenadas y aceleraciones frecuentes, “i-ELOOP” puede mejorar el consumo de combustible en alrededor de un 10%.
Lo que hace único este sistema de frenada regenerativa de Mazda es que emplea un condensador acumulador, un componente eléctrico capaz de almacenar temporalmente grandes cantidades de electricidad. Los condensadores se cargan y descargan más rápidamente que las baterías. Además, son más resistentes ante un uso prolongado. Cuando el vehículo decelera, el “i-ELOOP” convierte su energía cinética en electricidad de forma muy eficiente.
Esa electricidad se aprovecha de inmediato para alimentar el climatizador, el equipo de sonido y muchos otros dispositivos eléctricos. Los sistemas de frenada regenerativa están ganando popularidad como tecnología de ahorro de combustible. Utilizan un motor eléctrico o un alternador para generar electricidad cuando el vehículo frena y recuperan una parte de su energía cinética. Los sistemas de frenada regenerativa en los vehículos híbridos suelen utilizar un motor eléctrico de gran tamaño y una batería específicos.
Mazda ha estudiado los mecanismos de aceleración y deceleración de sus automóviles, y ha desarrollado un sistema de frenada regenerativa sumamente eficiente, que recupera con mucha rapidez una gran cantidad de electricidad. A diferencia de los híbridos, este sistema evita la necesidad de un motor eléctrico y una batería específicos. “i-ELOOP” dispone de un nuevo alternador de tensión variable de 12-25 V, un condensador acumulador de doble capa eléctrica de baja resistencia y un transformador DC/DC.
“i-ELOOP” empieza a recuperar energía cinética desde el momento mismo en que el conductor levanta el pie del acelerador y el vehículo empieza a decelerar. El alternador de tensión variable genera electricidad hasta una tensión máxima de 25 V, para que su eficiencia sea máxima, antes de enviarla al condensador de doble capa eléctrica (EDLC), donde se almacena. El condensador acumulador tarda apenas unos segundos en cargarse por completo.
El transformador DC/DC reduce la tensión de 25 V a 12 V antes de distribuirla directamente a los componentes eléctricos del vehículo. El sistema también carga la batería del vehículo si es necesario.El “i-ELOOP” entra en acción cada vez que el vehículo decelera, reduciendo la necesidad de que el motor queme combustible adicional para generar electricidad. Como consecuencia, en condiciones de tráfico congestionado, el consumo mejora en torno a un 10%.
El nombre de “i-ELOOP” es una adaptación de “Intelligent Energy Loop” (“Regeneración de energía inteligente”) y representa la intención de Mazda de utilizar la energía de una manera eficiente e inteligente. El “i-ELOOP” trabaja en combinación con el sistema de corte de ralentí “i-stop”, para ampliar el periodo durante el cual el motor puede estar apagado. En el Salón del Automóvil de Tokio, Mazda presentará el sistema i-ELOOP en el concept Tareki.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada