miércoles, 21 de diciembre de 2011

Acorralados: Fiesta de gala en la granja para celebrar la final



A las Acorraladas les quedan pocos días de encierro, y las concursantes no pueden disimular su alegría y es que Raquel Bollo y, sobre todo, Regina do Santos no llevan muchas semanas en el reality pero Blanca y Nagore llevan ya tres meses lejos de su mundo y malviviendo en una granja más propia del siglo XIX que de nuestro tiempo.
Para celebrar que son finalistas y que una de ella se llevará un cheque de lo más apetitoso como flamante ganadora, la organización les ha organizado una fiesta por todo lo alto: les ha facilitado vestidos y zapatos de gala y les han ofrecido un banquete. Por fin han podido cenar copiosamente sin tener que suplicar por las tortas en las que nominan cada jueves. ¡Aleluya!
Lo cierto es que el estilista que ha elegido los modelitos para las concursantes lo ha hecho con fortuna muy desigual. El modelito de Nagore: un vestido largo y oscuro de pedrería debe ser al menos dos tallas más que la suya. La vasca parece que haya sido envuelta en la cortina de club de alterne.
Raquel Bollo no sale muy bien parada tampoco. Su vestido parece comprado en el mercadillo menos exclusivo y el tono pastel, con su piel pálida aunque sea sólo por una vez en su vida televisiva, favorece más bien nada. La ex de Chiquetete, además, pierde raza y garra con la melena recogida en un simple moño. Las cosas de no poder ducharse siempre que una quiere.
Blanca y Regina, en cambio, han salido mucho mejor: la Borbón con un discreto vestido negro que le estiliza (cosa que no debe ser fácil porque esta mujer parece no prestar demasiada atención a las cosas del coqueteo) y Regina con un modelito escotado fiel a su estilo llamativo.
Ahora sólo falta saber quién gana el jueves. Espero que sea Nagore: y no sólo porque me parece de las pocas cuerdas que han entrado en esta casa y porque Blanca me parece cansina, falsa y que va de víctima, sino porque este reality sin ella hubiera sido aún más soporífero.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada