lunes, 19 de diciembre de 2011

El novio de Jennifer López era un niño más bien feo



Jennifer Lopez pasea orgullosísima por medio planeta de la mano de su novio yogurín (casi veinte años menos que ella) y bailarín, aunque a su ex Marc Anthony se lo llevan los demonios. Seguramente el cuerpazo que gasta Casper Smart tiene algo que ver en que la diva se fijará en este bailarín de su equipo en especial.
Sin embargo, Casper con pocos años menos no era ni la mitad de atractivo. Antes de controlar su cabello encrespado con la máquina de rapar y las trencitas, de que desarrollara la musculatura y de que cubriera su cuerpo de tatoos, Smart era un niño más bien feo que llamaba poco la atención.
Las fotos de adolescente del novio de la latina han salido a la luz y es fácil hacer números: cuando Casper se graduó en el instituto, J-Lo iba ya por su tercer matrimonio (el de Marc Anthony). Poco después, mientras él estudiaba baile, sería mamá de gemelos.
Algunos de sus compañeros de clase de entonces están hablando con los medios y muchos se sorprenden de que el chaval sencillo que estudiaba con ellos ahora viaje en jets privados y conduzca coches de lujo.
Jennifer debería pensárselo dos veces antes de dejarle el coche a Casper o de comprarle algún automóvil y es que, en los últimos siete años, ha tenido numerosos encontronazos con la ley por delitos menores de motor: excesos de velocidad, conducir sin licencia, etc.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada