viernes, 16 de diciembre de 2011

Elena Tablada ya tiene sustituto para David Bisbal



Algunas olvidan muy rápido a sus antiguos amores, haciendo con ello que nos las creamos más bien bastante poco. Ese es el caso de Elena Tablada, la ex de David Bisbal, mujer por quien él ha llorado las penas. Ambos se supone que se querían, pero venir de clases sociales diferentes (sí, esto en pleno siglo XXI sigue importando y mucho) hizo mella en su relación. La cuestión es que aunque a David aún no le conozcamos ninguna nueva moza, Elena parece haber superado su ruptura con creces, ya que según se comenta, ella ya va diciendo por ahí que tiene un “amigo especial”.
Ha sido a la revista Hola donde ha confesado Elena que se encuentra muy bien y que “nunca he pedido nada para mí, tan solo lo justo para que mi hija siga manteniendo el nivel de vida que tenía hasta ahora y al que también voy a contribuir con mi trabajo”. O sea, que chupará todo lo que pueda del bote que quede del divorcio para que su hijita Ella viva como una reina, y como ella (Elena, no la hija, que con ese nombre esto es un lío) pueda darle la vida de niña pija que cree que se merece, como ella tuvo.
Mientras por una parte saca dinerito, por otra va por ahí presentando a sus amigas más íntimas a un joven morenazo con el que se la ha visto salir más de una vez, sobre todo en el último mes y medio. Elena ya se ve como una mujer separada en toda regla, y aunque no han pasado ni 6 meses, hemos visto que está totalmente descocada, que se la pasa de fiesta en fiesta, y que no duda en tontear con otros hombres para olvidar definitivamente a su ex, nuestro Bisbi.
no creáis que esté muy resentida o dolida con su ruptura, o al menos eso no es lo que parece ni la imagen que transmite. En la entrevista que ha otorgado a los del Hola, habla de temas económicos para y por su niña (ya que al parecer es la única relación que le mantiene unida a David). Lo que calla es lo que siente, pero en los ojitos según comentan, se le nota. La diseñadora de joyas está viviendo un momento estupendo con su nuevo amor.
Aún no lo ha catalogado como su novio, pero sí que dicen que se ve que está ilusionada con el sustituto de su ex. Tanto que le da igual lo que opinemos el resto y dice que no le importa que la fotografíen en sus momentos pasionales con su moreno. O sea, que no se va a cortar un pelo y que tampoco le importa nada si con esas fotos hace daño a David Bisbal.
El lugar de encuentro con el muchacho es la casa familiar que tiene en Madrid. Pero ella no quiere pronunciarse mucho al respecto y prefiere que sean los propios paparazzi los que la pillen. Dice que no quiere hacer concesiones sobre con quién está o deja de estar. Y si nos enteramos, ya nos enteraremos cuando la veamos pegándose el lote con su nuevo chicuelo.
Según ha confesado a sus amigos más cercanos, a David lo tiene totalmente olvidado: “ahora sí está fuera de mi corazón”. Eso sí, nunca estará fuera de su vida, ya que al fin y al cabo es el padre de su hija y la razón por la cual ahora mismo hablamos de ella, ya que Elena siempre será la ex de Bisbal, por mucho apellido de elite que tenga la chica.
Justamente esa fue una de las razones por las que ambos se enfadaban contínuamente. Elena siempre pensó que por su trabajo (y porque en el fondo disfruta con estar entre la gente VIP) tenía que acudir a todos los actos y fiestas del famoseo, mientras que David, más celoso de su intimidad, prefería pasar más inadvertido y que si tuviéramos que hablar de él, fuera por su música y no por su vida amorosa.
Eso sí, aunque le guarde en el fondo rencor por haber minado su carrera profesional (¿?), dice que no se meterá con David Bisbal nunca, para que su hija Ella no le pueda echar nunca en cara que haya blasfemado a su padre. En fin, pobre Bisbi… espero que también encuentre a una moza pronto, porque con Elena no tiene nada que hacer, y la verdad, tampoco se la merece. Si es que no me gusta mucho a mi esta chica…

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada