lunes, 26 de diciembre de 2011

La actriz Michelle Rodriguez se va durmiendo por ahí y enseña más de la cuenta



Seas famoso o un mortal más del montón, lo de viajar los días en los que todo el mundo lo hace es un palo tremendo y más cuando una va cansada. Que se lo digan a la actriz Michelle Rodríguez que no ha podido más mientras hacía cola en el aeropuerto e incluso se ha queado frita en el mostrador de facturación.
Michelle ha dejado Toronto (Canadá), donde acaba de rodar la última entrega de Resident Evil, para pasar las vacaciones en su casa junto a su familia, pero trabajo le ha costado porque el aeropuerto estaba del todo abarrotado.
Cualquiera diría que Michelle venía de juerga y no sería raro que hubiera salido con todo el equipo de rodaje para celebrar que por fin han finalizado el trabajo. Rodríguez optó por un atuendo cómodo, pero los pantalones le jugaron una mala pasada: es lo que tienen los modelos bajos de cinturas, que traicionan al agacharse.
No deja de ser irónico que Michelle venga precisamente de interpretar a una zombie, que es precisamente lo que parece en estas fotografías infraganti. Seguro que el sueño se le habrá pasado pronto: tiene previsto pasar la Nochevieja en Río de Janeiro y luego unos días en Hawaii.
Michelle estará de vacaciones hasta finales de enero cuando está previsto que acuda al festival de cine de Moscú para luego iniciar el rodaje de su próxima película. ¡No me extraña que ande cansada con este no-parar!
La actriz Michelle Rodriguez se va durmiendo por ahí






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada