sábado, 10 de diciembre de 2011

Salma Hayek confiesa que pidió a Dios que le diera unos pechos grandes



Si hay algo que hizo destacar a Salma Hayek en Hollywood fueron las voluptuosas curvas que movía en el peligroso baile de vampiros en Abierto Hasta el Amanecer. El físico de la actriz parecía cosa de la genética: pero la mexicana ha asegurado que no siempre tuvo su talla de sujetador: de hecho Salma asegura que rezaba como una desesperada para que Dios le concediera una buena talla de sostén.
Las cosas que hay que confesar para hacer interesantes las intervenciones de uno durante los días de promoción: Salma realizó estas declaraciones en el Show de Graham Norton para promocionar El Gato con Botas junto a Antonio Banderas.
Yo era la más joven de mi clase y el resto de chicas ya habían empezado a tener pecho mientras yo no tenía nada. Estaba realmente asustada y empezaba a ser el objeto de burlas de todos porque me veían como la más pequeña, flaca y ‘marimacho’ – Salma Hayek (Traducción libre)
Al parecer la mexicana estaba tan desesperada que decidió pedir directamente un milagro, así que se fue a una iglesia en la que había un santo famoso por hacer milagros, puso sus mantos en agua bendita y suplicó que le creciera el pecho. ¡Y vaya si le creció!
Salma aprovechó para contar otros impedimentos en su carrera: al parecer llegó a Hollywood sin apenas entender inglés, vivencia que comparte con Antonio Banderas que también tuvo dificultades similares durante el comienzo de su carrera.
Salma Hayek confiesa que pidió a Dios que le diera unos pechos grandes




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada