viernes, 2 de diciembre de 2011

Salón de Tokio 2011: Mazda Takeri



Mazda acude a la 42ª edición del Salón del Automóvil de Tokio con dos importantes novedades: la primera de ellas es el concept Mazda Takeri, primer vehículo que incorpora el nuevo sistema de frenada regenerativa i-ELOOP, el único que utiliza un condensador acumulador y, la otra, el Mazda CX-5. Este SUV se presenta en el mercado japonés como primer modelo de la nueva generación de productos Mazda y llegará a nuestro mercado en la primavera de 2012.
El Mazda Concept Tareki y el CX-5 tienen más puntos en común de lo que parece, puesto que ambos incorpora las nuevas tecnologías SKYACTIV de Mazda, así como el nuevo lenguaje de diseño de la marca, “KODO, alma del movimiento”. El Tareki es su encarnación más perfecta de estas nuevas filosofías que señalan el futuro rumbo de una berlina de nueva generación de Mazda para el segmento C/D. El Mazda Tareki hereda el estilo de cupé deportivo de cuatro puertas de otro concept, el Mazda SHINARI.
Está equipado con el nuevo motor diésel limpio SKYACTIV-D, con el sistema de corte de ralentí i-stop de Mazda y con el sistema de frenada regenerativa “i-ELOOP”, primero del mundo que se basa en un condensador acumulador y que ha sido desarrollado para obtener la máxima eficiencia energética. En conjunto, todas estas tecnologías aportan mejoras increíbles en la eficiencia de combustible y el comportamiento.
El diseño, el placer de conducción y el comportamiento medioambiental del Mazda Tareki lo convierten en una berlina media de nueva generación ideal, que sin duda se hará un hueco en el corazón de la gama de Mazda. Por su parte, el Mazda CX-5 ha sido el primero de una nueva generación de vehículos Mazda en adoptar la nueva temática de diseño “KODO, alma del movimiento” (presentada anteriormente en los prototipos Mazda SHINARI y Mazda MINAGI) además de la gama completa de la revolucionaria Tecnología Skyactiv de Mazda.
Desarrollado en torno a la Tecnología Skyactiv —de la que forman parte nuevos motores de gasolina y diésel, transmisiones manuales y automáticas, y carrocerías y chasis—, el CX-5 está diseñado para ofrecer una respuesta precisa y una conducción gratificante y de alta calidad, a la que se suma un comportamiento medioambiental y de seguridad excepcional. El CX-5 se introducirá en el mercado japonés en la primavera de 2012, llevando a un nuevo nivel el característico placer de conducción “’Zoom-Zoom” que Mazda ha buscado a lo largo de los años.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada