martes, 3 de enero de 2012

Mujeres y Hombres y Viceversa: Laura se besa con Alvaro y Jose Luis siente que le ha puesto los cuernos



Empieza Mujeres y Hombres y Viceversa después de la resaca de nochevieja. El deseo de Laura para el nuevo año es “poder formar la familia que nunca he tenido”. Jose Luis le dice romanticón que espera que todas las próximas nocheviejas las puedan pasar juntos. Y ambos sonríen encantados.
Pero el ambiente de felicidad lo rompe Alvaro, quien vuelve después de su bajada de tensión. Laura está visiblemente encantada, y nos enseñan la novena cita que tiene con el chico sensible… en un sex shop.Ella le confiesa que dudó en si volvería o no, y él le dijo que le había invadido la angustia, pero según Laura él lo que tiene es inseguridad. Alvaro le dice que su apariencia de chico seguro y duro no es tal, y que tiene un lado sensible.
Se ponen los dos romanticones, él le habla de la canción de Malú, de Sólo Tú y… se besan, bajo la mirada de Jose Luis. Y se siguen besando. Y se separan y se vuelven a dar besitos. Y qué gracia le hará al otro que este sea el último beso de ella del 2011…
Jose Luis dice que no ha querido mirar. Confiesa que se ha puesto celoso y que es casi como si le hubiera puesto los cuernos, pero que “no voy a hacer el paripé de irme del plató” en clara alusión a Alvaro, que se ha puesto gallito diciendo que lo de él no fue teatro, sino que lo sintió de verdad.
Lo que yo no entiendo mucho es qué hacen el resto de chicos, porque aunque no lo creamos, Laura tiene más pretendientas a pesar de que parezca que todo está entre Jose Luis y Alvaro. Ponen entoncesla cita de Javi, chico que a Laura no le gusta mucho, pero bueno, él lo va a intentar. Sí que le confiesa que hizo el casting por Siliva Sicilia, pero ya que no consiguió llevarse a la chica, ha entrado con Laura.Mucho feeling no se les ve, pero vaya, mientras pueda calentar el asiento, supongo que seguirá ahí. Ella dice que le ve muy claro y sincero, y que eso le gusta.
Entra un nuevo pretendiente para Laura, Iván, que le trae una tarta con su nombre. Dice que le encanta Laura y que hizo el casting por ella, porque le vuelve loco. Es de Castellón y hace dos veranos que no hace nada. Muy guapo no es, pero parece interesante y simpático, y a Laura le ha caído bien.
Entra otro más: “Joaquín pero me llaman Quín”. De Barcelona, con ojerillas, que le regala un calendario de su ciudad, como si Laura no la tuviera muy vista ya… Va Pipi y le dice que si tiene alguna relación con Roberto Carlos (el que canta con su guitarra) porque se parece (sí que se parece, pero qué cruel Pipi diciendo eso…).
Ponen la cita con Jose, el rapado, quien la lleva a una fuente para que eche una moneda y pida un deseo. Él le dice que “sácame esa mollilla”, que es el moflete que le sale a Laura cuando se ríe. Me encanta la de piropos que le hace con su tono andaluz. Ella está un poco sosa, pero dice que es porque en estas fechas no está muy bien, porque no le gustan nada.
Y entonces sale el momento Telecinco, de hacer subir la audiencia con los lloros. Emma le dice a Laura que se suelte y ella se pone a llorar y cuenta que con sus padres no tiene relación, que su verdadera madre era su abuela y ya no está, y que por eso ha pedido una familia, porque nunca ha tenido una buena relación con la suya.
Fotografía | www.telecinco.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada