domingo, 5 de febrero de 2012

Gran Hermano 12+1: Aristidín llega a la casa



Anoche por fin entró Aristidín en la casa de Gran Hermano 12+1, nada más entrar ha empezado a contar su historia de su hermano y su padre que fallecieron de cáncer. Ha dicho que él es una persona trabajadora, y que con el dinero que ha dado se iba a comprar un piso. Le ha contado que la puja se estropeó (la gente la reventó) pero a dos días de finalizar la habían arreglado y por eso decidió intentarlo “para devolverle el favor a la sociedad”. Y ahí está.
El súper lo interrumpe antes de que termine de contar la historia, porque no sólo Pepe tiene que escucharla, y es listo el súper, creo, porque así nos evitamos tener que escuchar la historia 12 veces. “Soy Aris de Aristides, es un nombre griego y lo acorto con Aris”. Lo de que su nombre es griego es muy importante que lo sepan, será fundamental (no, qué pereza da este chico).
Lo primero que le preguntan los demás (Noemí en concreto) nada más verlo, en grupo es “¿cuánta pasta tienes tú?”, y cuenta otra vez lo de la gente del pueblo que le dieron dinero para el tratamiento de cáncer de sus familiares… se olvida de decir lo de la cruz roja, y entonces los demás no se quedan muy conformes, pero digo yo que más adelante se lo contará bien.
Se juntan en la cocina para charlar un rato con Aris, que les dice que es criador de perro, y Noe cree que lo ha visto en la tele alguna vez. Y empieza con frases de esas que dan un poco de vergüencita: “me siento en paz con la sociedad, sobre todo en estos momentos, que la gente lo está pasando mal… los países tercermundistas, que están esqueletizaos”. Me quedo con la palabra “esqueletizados”.
Por cierto, que no se han quedado sin comida. Esta semana no habían conseguido ni un duro y claro, sin comida del todo no los iban a dejar, que además para eso tienen el pruebódromo. La prueba era una especie de selva en la que había cosas de comer colgadas. Les dieron 44 minutillos de nada, y claro, con este tiempo (que puestos, les podrían haber dejado las cosas en una caja en la cocina) lo consiguieron coger todo… un jamoncito, un salmón enorme, aceite, plátanos, patatas, chorizos… vamos, que no se podrán quejar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada